Adaptación de la Jornada Laboral

Desde el día 8/3/2019 está en vigor en el Estatuto de los Trabajadores un nuevo derecho de adaptación de la jornada de trabajo, sin reducirla, en función de las necesidades de conciliación de la vida familiar y laboral (Art. 34.8).

Consiste en adaptar la duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación del trabajo a distancia, para hacer efectivo el derecho a la conciliación de la vida familiar y laboral. Dichas adaptaciones deberán ser razonables y proporcionadas en relación con las necesidades del trabajador y con las necesidades organizativas o productivas de la empresa.

¿Cómo se solicita la adaptación voluntaria de jornada?

Presentas una solicitud a la empresa. La empresa tiene que abrir un proceso de negociación contigo durante un periodo máximo de 30d. Finalizado el mismo, la empresa tiene que contestar por escrito con 3 opciones:

-Aceptar la petición.

-Plantear una propuesta alternativa, pero que posibilitara tus necesidades de conciliación.

-Denegar la petición pero indicando las razones objetivas.

Si no estuvieras de acuerdo con la respuesta de la empresa y lo consideraras necesario y conveniente, podrías presentar una demanda ante los juzgados de lo social (laboral). Sería en la misma modalidad procesal que las de reducción voluntaria, por lo que no sería obligatorio que solicitaras antes un acto de conciliación ni que contrataras abogado ni procurador, ni para presentar la demanda ni para representarte a ti mismo en el juicio. El procedimiento sería urgente y se le daría tramitación preferente.